Archivo de la categoría: Leches vegetales

Leche de avena al limón

INGREDIENTES

Litro y medio de agua

3 cucharadas de avena

La piel de un limón (solo la parte amarilla)

50 gr. de sirope de agave o al gusto

Una cucharadita de azúcar vainillado

Una pizca de sal del Himalaya

PREPARACIÓN

1. Cuece todos los ingredientes durante unos diez minutos a fuego medio sin que llegue a hervir.

2. A continuación bate todo en la batidora o robot de cocina, y cuélalo con un colador fino o de tela, y ya esta, ¡lista para consumir!

NOTA: Recuerda agitar siempre antes de tomar y consérvala siempre en la nevera durante un máximo de 5 días.

Anuncios

Leche de almendras

Entre sus principales virtudes está la de fortalecer los huesos, gracias a su elevado contenido en calcio y fósforo.

INGREDIENTES

  • 200 gr. de almendras
  • litro y medio de agua filtrada o mineral
  • Sirope de agave
  • 30 gr. de extracto de vainilla (opcional)

PREPARACIÓN

1. Pon en remojo las almendras 24 horas antes

2. Bate con una batidora o robot de cocina las almendras

3. Mezcla el polvo de almendras con el resto de ingredientes y vuelve a batir.

3. Añade sirope de agave al gusto.

4. Cuela con un colar fino o de tela. La pulpa resultante puedes ponerla a remojo y utilizar para hacer otra leche de almendras al día siguiente o bien, puedes añadirla a un zumo y hacerlo más sabroso y nutritivo.

Consérvala simpre en el frigorífico durante un máximo de dos días.

 

 

Leche de avena

La avena es un cereal muy nutritivo que contiene una importante proporción de proteínas y grasas insaturadas, tan necesarias y beneficiosas para la salud. Entre sus múltiples propiedades destacan sus beneficios para superar el estrés y la depresión, o combatir la diabetes.

INGREDIENTES

-Litro y medio de agua filtrada o mineral

-30 gr. de avena

-Tres cucharadas de sirope de agave

-Una pizca de sal marina (opcional)

-Una cucharadita de extracto de vainilla. (opcional)

PREPARACIÓN

1. Cuece todos los ingredientes durante unos diez minutos a fuego medio sin que llegue a hervir.

2. A continuación bate todo en la batidora o robot de cocina, y cuélalo con un colador fino o de tela, y ya esta, ¡lista para consumir!

NOTA: Recuerda agitar siempre antes de tomar y consérvala siempre en la nevera durante un máximo de 5 días.