¿Que aceite elegir?

El aceite de oliva es uno de los productos más consumidos en España y son tan apreciadas sus propiedades que muchos lo conocen como el oro líquido de la cuenca mediterránea.

Contiene un ácido graso esencial, el ácido oleico, y además es rico en polifenoles antioxidantes y vitamina E. Pero, ¿sirve cualquier aceite?

Entre el aceite de oliva a secas y el aceite de oliva virgen extra de primera presión en frío ecológico hay una diferencia de unos 20 euros, ¿por qué?

No es porque tenga seis apellidos más que el aceite de oliva, va mucho más allá. En ocasiones, para que un aceite salga rentable se hierve en calderas y se van añadiendo disolventes como el hexano o lejía sódica, (sosa caústica al 12-15%). El resultado es una mezcla ácida y con un color y olor desagradables, que para disimularlos se le añaden antioxidantes artificiales y se les somete a procesos de decoloración y desodorización. El resultado es un aceite refinado y muy barato.

Estos son los tipos de aceites que podemos encontrar:

  • Aceite de oliva (a secas): Se obtiene de aceituna de mala calidad, muy dañada. Es un aceite muy refinado al que se le añade en torno a un 10 o 20% de aceite de oliva virgen, o aceite de oliva virgen extra para que sea comercializable. Antiguamente se utilizaba como combustible para las lámparas o candiles. No se recomienda su uso.
  • Aceite de oliva virgen: Tiene buenas características, pero algún defecto. Cuando se miran los defectos se tiene en cuenta el color, olor y sabor.
  • Aceite de oliva virgen extra: aceite obtenido del mismo modo que el aceite virgen, pero sin defectos. Tienen menor acidez que el anterior, y por tanto más propiedades.
  • Aceite virgen extra de primera presión en frío: Se obtiene a no más de 35º
  • Aceite virgen extra ecológico, de primera presión en frío: además de eliminar el factor calor,  no contiene pesticias ni herbicidas. Es el que posee mayor valor nutricional.
Consumo recomendado: 4 cucharadas al día.
Si tenemos esto en cuenta no resulta más costoso consumir un aceite de alta calidad. Simplemente hay que ser más conscientes de los hábitos alimentacios que tenemos. Debemos acostumbrarnos a utilizar menos aceite y someterlo al menor calor posible. ¿Por qué?
Los aceites calentados a más de 70º contienen ácidos grasos trans, difíciles de absorver por nuestro organismo. A más temperatura, más grasas saturadas tendrá el alimento frito en aceite. Además, es importante que nunca dejes humear el aceite, porque a partir de ese momento se liberan sustancias altamente cancerígenas como los benzopirenos. En el caso del aceite de oliva virgen ocurre a los 210º, en el de oliva virgen extra a los 160º, y en el de oliva virgen extra de primera presión en frío, a los 130º.
Lo más recomendable sería limitar o eliminar las frituras de nuestra dieta, pero si vas a freir, lo mejor es utilizar aceite de oliva virgen, hacerlo a baja temperatura y nunca reutilizarlo.

 

Anuncios

2 comentarios en “¿Que aceite elegir?”

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s